logo

Actualidad Noticias

Consejos para evitar estafas y fraudes en el Black Friday

Al igual que ocurre durante las temporadas de rebajas, en el Black Friday (viernes negro) algunos comercios intentan “tomar el pelo a los consumidores falseando los precios de una parte de sus productos para hacerles creer que tienen importantes descuentos que en realidad no existen o están hinchados”, según denuncia la organización de consumidores FACUA.

FACUA advierte de que también hay empresas que en los días previos al Black Friday “incrementan los precios de muchos productos para después devolverlos a su importe original” durante la campaña comercial del cuarto viernes de noviembre.

Estas irregularidades suponen “un fraude a los consumidores y una práctica de competencia desleal” con los establecimientos que aplican descuentos reales, señala FACUA.

La asociación lamenta que las autoridades autonómicas de consumo no desarrollen actuaciones de inspección antes y durante el transcurso del Black Friday para imponer sanciones económicas y hacer públicos los nombres de los comercios que cometen estas irregularidades.

FACUA recomienda a los consumidores que “no se dejen cegar por los enormes descuentos” que supuestamente se aplican en muchos productos y valoren tres elementos esenciales antes de realizar compras: si el precio final es realmente razonable, si el producto resulta necesario o si representa un capricho asumible que no provocará un arriesgado aumento de sus niveles de endeudamiento.

FACUA invita a utilizar la etiqueta #TimoBlackFriday en las redes sociales para poner al descubierto estos fraudes.

Consejos prácticos

Por su parte, la OCU da una serie de consejos para afrontar con éxito la jornada. La organización recomienda comparar, ya que puedes encontrar el mismo producto a precios muy diferentes. Por otro lado, a menudo existe un producto mejor que te puede salir más barato.

Además, recomienda fijarse que junto al precio rebajado siempre tiene que figurar el precio original o el porcentaje de la rebaja (o las dos cosas). Aunque sean rebajas, las garantías son las mismas de siempre: recuerda que si compras en persona solo están obligados a devolverte el dinero si lo que compras tiene algún defecto de fábrica. Si te arrepientes o te equivocas las tiendas no están obligadas a devolverte nada.

Los productos rebajados tienen que tener la misma calidad de siempre: la norma no permite que se vendan como rebajados productos defectuosos. Durante unas rebajas, la tienda puede aplicar algunas condiciones especiales (no aceptar pago con tarjeta, cambiar su política de devoluciones...), pero deben anunciarlo clara y visiblemente para que todos los clientes lo vean.

El tique o factura es lo que necesitas para reclamar: consérvalo y están obligados a darte una hoja de teclamaciones si la pides. Debes rellenarla en tres copias: una para ti, otra para ellos y una tercera que deberás presentar en la Oficina de Consumo.

 

En las compras por Internet tienes 14 días para arrepentirte y devolver el producto sin dar explicaciones: tendrán que devolverte todo lo que pagaste. Si vas a pagar online, lo mejor es una tarjeta prepago, una tarjeta de crédito o Paypal. Evita hacer transferencias bancarias si no te fías plenamente del vendedor.

 

Por último, las compras impulsivas nunca fueron buenas: haz una lista de lo que necesitas. Piensa, medita... y de nuevo, compara.

Puede consultar la noticia original AQUI

© 2015 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías