logo

Actualidad Noticias

Una aplicación de Civio y la CNMC ayuda a los consumidores de electricidad a comprobar si tienen derecho al bono social y a solicitarlo

Además, millones de nuevos beneficiarios no están disfrutando de las ayudas.

La Fundación Civio y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el regulador independiente de los mercados, presentamos hoy una herramienta informativa para ayudar a los consumidores de electricidad a comprobar si tienen acceso al bono social de electricidad y, en caso afirmativo, solicitarlo de una forma rápida, sencilla y personalizada según cada caso.

El bono social de electricidad es un descuento en la factura eléctrica para consumidores vulnerables. Pese a una prórroga del anterior Gobierno, forzado por las escasas solicitudes y la complejidad de su propio sistema, y a la ampliación del plazo para solicitarlo, solo lo han pedido algo más de 500.000 a 31 de mayo. En este punto, cerca de dos millones de hogares perderán en octubre el bono social si no se acogen al nuevo modelo y lo notarán en su factura de la luz de ese mismo mes. Además, millones de posibles beneficiarios no están disfrutando las ayudas del nuevo modelo, vigentes desde el pasado mes de octubre.

Por eso, Civio y la CNMC queremos contribuir a través de esta colaboración pro bono a que ningún consumidor vulnerable se quede sin saber si tiene derecho a este descuento en la factura de la luz y a que el proceso, extremadamente complejo, sea más accesible para los ciudadanos.

Lenguaje claro, documentación personalizada y pedagogía

 

Esta aplicación de carácter informativo permite calcular el derecho al bono social. Los consumidores de electricidad pueden ingresar parámetros como su renta individual o familiar, si todos los ingresos de su unidad familiar son por jubilación o incapacidad, o si su caso presenta circunstancias especiales (como que algún miembro de su unidad familiar presente una discapacidad igual o superior al 33%, o sea víctima de violencia de género, entre otras). Después, la herramienta facilita al usuario un impreso de solicitud adaptado a su caso, que ya incluye los parámetros aportados. De esta forma, el consumidor solo tendrá que rellenar sus datos personales y enviárselo directamente a su empresa comercializadora a la dirección, y con la documentación complementaria necesaria, que también especifica la herramienta.

 

Para conceptualizar esta herramienta, hemos tomado como referencia las principales normas vigentes por las que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía eléctrica. Y, para simplificar al máximo su uso, la aplicación incluye únicamente los campos mínimos obligatorios para lograr el fin deseado, y emplea un lenguaje claro para que la complejidad del trámite no suponga una barrera.

“Una política pública como esta, destinada a los colectivos más vulnerables, no ayuda si no se comunica, se simplifica el proceso y se cuida que los ciudadanos no tengan problemas para acceder a ella. En el caso del nuevo bono social, la dinámica ha sido todo lo contrario: un sistema farragoso, difícil de entender, que no ha llegado a la mayoría de posibles beneficiarios y que, en un primer paso del proceso, gestionan las propias eléctricas”, explica Eva Belmonte, responsable de proyectos de Civio.

En los próximos días, desde Civio solicitaremos una reunión con el nuevo Ministerio para la Transición Ecológica para mejorar estas ayudas a los más desfavorecidos. “Vamos a hacer incidencia en dos direcciones”, continúa Belmonte. “Por un lado, para que se simplifiquen los trámites para solicitar el bono social y sea el Gobierno directamente y durante todo el proceso, y no las eléctricas, quien se encargue de su gestión y, sobre todo, de la atención al usuario; por otro, para que a medio plazo se modifiquen los requisitos de acceso y que los distintos colectivos vulnerables puedan beneficiarse con igualdad de condiciones, especialmente las viudas, que han sido excluidas en la reforma”.

Una herramienta de servicio público insertable en cualquier web

Esta aplicación se distribuye bajo una licencia CC BY-ND 4.0 y cualquier persona u organización puede insertarla fácilmente en su propia página web. No quedará constancia de ningún dato que introduzca el usuario, y tanto la CNMC como Civio garantizamos la seguridad y la confidencialidad de los datos del usuario.

Ambas entidades compartiremos en los próximos días esta aplicación con cientos de colectivos de personas mayores y pensionistas, de personas con discapacidades, con rentas bajas y otras situaciones de vulnerabilidad. También con organismos públicos, asociaciones en defensa de los consumidores y oficinas municipales de atención al consumidor, para llegar al máximo número posible de potenciales beneficiarios antes de que finalice el plazo de vigencia del anterior sistema y cientos de miles de personas pierdan sus descuentos en la factura.

Además, para resolver dudas sobre el proceso de solicitud del bono social, la CNMC ha habilitado el siguiente buzón de correo: proteccionalconsumidor@cnmc.es.

Puede consultar la noticia original AQUI

© 2018 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías